Tipos de salvaescaleras: ¿CUANTOS EXISTEN?

  • 10 min lectura
tipos de salvaescaleras

Si es tu primera visita a nuestro blog, y no sabes nada sobre los tipos de salvaescaleras o no sabes diferenciar entre estos tipos… No te preocupes, después de leer esta guía podrás conocer en detalle cada tipo: sus características, su caso de uso, sus ventajas… así que allá vamos.

DEFINICIÓN DE SALVAESCALERAS

Antes de entrar a revisar los diferentes tipos de salvaescaleras que existen conviene que tengas una cosa clara: que es un salvaescaleras.

Una silla salvaescaleras es un equipo diseñado para ayudar a subir las escaleras. Se compone de una silla y un carril (que puede ser recto o curvo). Además existen modalidades para interior, exterior incluso para piscinas.

En el caso de ser para un usuario en silla de ruedas hablamos de plataformas salvaescaleras en lugar de sillas.

TIPOS DE SALVAESCALERAS SEGÚN UBICACIÓN

La primera clasificación de sillas o plataformas salvaescaleras la tenemos según el lugar dónde vaya a ubicarse. De esta forma tenemos de interior, de exterior o inclusive de exterior específicamente para piscinas.

El salvaescaleras de interior :


El tipo de salvaescaleras de interior está diseñado para trabajar en una escalera dentro de la casa, puede ser recto o curvo, de pie o sentado.


Las piezas del salvaescaleras de interior están fabricadas con materiales aptos para el uso contra el desgaste y contra los efectos negativos que pueden causar los productos de limpieza del hogar pero no para resistir las inclemencias meteorólogas puesto que su uso es interior.


Silla salvaescaleras de exterior:

silla salvaescaleras para exterior
silla salvaescaleras para exterior

Un salvaescaleras de exterior es el que se utiliza especialmente en el exterior de la casa, como en las escaleras que van de la puerta principal al jardín, etc.


Este tipo se caracteriza por la presencia de diferentes tipos de piezas que las utilizadas para las sillas salvaescaleras de interior, son más duras ya que la silla tiene que soportar las dificultades causadas por las fuertes condiciones climáticas: viento, lluvia, humedad, calor, nieve, rayos UV…

Para saber más sobre los salvaescaleras de exterior: precio, características, mantenimiento, cómo elegir… visite este enlace.

SILLA SALVAESCALERAS DE EXTERIOR PARA PISCINAS

Las sillas sube escaleras de exterior para piscinas es un subtipo de las del tipo exterior. Son elevadores de alta calidad destinadas a eliminar la limitación de acceso en personas de movilidad reducida a piscinas y spas. Constan de una silla y un raíl que en este caso es vertical.

TIPOS DE SALVAESCALERAS SEGÚN POSICIÓN USUARIO

Una silla salvaescaleras puede ser de asiento o de pie (aunque estas son poco habituales en España), y por supuesto cada tipo tiene sus propias condiciones de uso, ventajas e inconvenientes:


La silla elevadora sentada:

sillas salvaescaleras fondo
silla salvaescalera fondo
  • El salvaescaleras con asiento es el modelo que utiliza un asiento que permite al usuario sentarse en la silla con facilidad.
  • Es ideal para las personas que no pueden estar de pie mientras utilizan el ascensor.
  • En la mayoría de los casos, la silla y el reposapiés pueden girar para que su uso sea más cómodo.
  • No es práctica cuando la escalera es estrecha, ya que la silla requiere espacio suficiente.
  • Sin olvidar que algunos modelos de salvaescaleras con asiento disponen de una silla plegable para aprovechar el uso de la escalera por parte de otras personas de la casa cuando el ascensor no está en uso.


Silla elevadora de pie:

El salvaescaleras de pie se diferencia del salvaescaleras sentado en la posición en la que se encuentra el usuario cuando utiliza el dispositivo, y como ya hemos visto que el sube escaleras sentado requiere una silla, esto nos lleva a preguntarnos sobre el mecanismo de funcionamiento del elevador de pie?

  • La silla elevadora de pie contiene un asiento muy pequeño que coloca a la persona en una posición intermedia entre la posición sentada y la de pie para proporcionarle un apoyo y una comodidad adicionales.
  • Es conveniente para un usuario que puede estar de pie pero no puede doblar las rodillas, ya sea debido a dolores articulares o problemas artríticos o de otro tipo con la espalda o las caderas…
  • O si el usuario puede caminar con la ayuda de un bastón, o con una férula o escayola que le impide sentarse cómodamente.
  • Y, por supuesto, hay que comprobar que la altura de la escalera es lo suficientemente alta para adaptarse a la estatura del usuario.

Como este modelo de silla elevadora requiere una mayor estabilidad del usuario para garantizar la seguridad durante su uso, la silla elevadora de pie está equipada con :

  • Mandos manuales en los reposabrazos, además de los mandos de pared en ambos lados de la grúa.
  • Un cinturón de seguridad que proporciona un soporte sólido y estable para evitar problemas de caída.
  • Una plataforma (poste) en la que el usuario puede sentarse y ponerse de pie.
  • Una cornisa (barra de seguridad) para mantener el equilibrio de la persona.
  • Un asiento muy pequeño y más alto que el de un salvaescaleras sentado, que evita que el usuario se mueva al subir o bajar, y ofrece una posición cómoda y una reducción del peso soportado por las piernas, ya que el peso lo soporta el asiento por esta postura.


Entre las principales ventajas y desventajas de la silla elevadora de pie se encuentran:

  • No ocupa mucho espacio en la escalera, lo que es beneficioso para las casas con escaleras estrechas: es posible instalar un salvaescaleras de pie en escaleras a partir de 60 cm de ancho.
  • No es útil para un usuario con equilibrio limitado o mala visión.
  • En cuanto al precio, el coste de un salvaescaleras de pie no es muy diferente del coste de un salvaescaleras sentado, a menos que esté equipado con piezas adicionales, o si sus componentes son de alta calidad.
  • En cuanto al peso, cada modelo de salvaescaleras tiene un límite de peso que no se debe sobrepasar, normalmente en torno a los 100-110 Kg.


Antes de pasar a los otros tipos, conviene informarle de que hay tiposque son tanto de pie como de asiento, es decir, que se puede cambiar la posición del asiento según se desee y esto es beneficioso si hay varios usuarios con diferentes problemas que quieren utilizar el mismo aparato.

TIPOS DE SUBE ESCALERAS SEGÚN EL TRAMO A CUBRIR

Otra clasificación que nos abre nuevos tipos de salva escaleras es el tramo a cubrir. En esta categoría tenemos dos variantes: Tramos rectos, Tramos Curvos.

Salvaescaleras recto:


El salvaescaleras recto es uno de los tipos de salvaescaleras que permite al usuario desplazarse por las escaleras de la casa sin la ayuda de otra persona, se utiliza en casos específicos:

  • Cuando la escalera es completamente recta sin la presencia de un giro o un rellano intermedio, y no representa ningún cambio de pendiente, y por supuesto los peldaños deben ser idénticos.


Es el modelo sencillo de salvaescaleras, ya que no incluye ninguna novedad en cuanto a los accesorios del aparato (riel, asiento, reposapiés…) y tampoco en cuanto al material de fabricación de sus elementos.

Gracias a su sencillez, el salvaescaleras recto tiene varias ventajas que lo distinguen de otros tipos, entre las que encontramos

  • Es fácil de encontrar, ya que la mayoría de los vendedores tienen este popular tipo.
  • Tiene muchas posibilidades de conseguir un salvaescaleras recto para su configuración de escalera recta, porque como sabe cuanto más sencilla sea la configuración (la escalera es totalmente recta) más posible es la instalación, pero por supuesto no debe descuidar los otros factores como la anchura de la escalera y el material de construcción de la misma.
  • Al tratarse de un tipo de salvaescaleras estándar, se puede fabricar más rápidamente.
  • El precio de un salvaescaleras recto es siempre inferior al de uno curvo.
  • Requiere poco trabajo para ser instalado correctamente en su casa, por lo que la instalación es fácil y lleva poco tiempo.
  • Cualquier salvaescaleras recto es capaz de instalarse correctamente en cualquier escalera recta con, por supuesto, algunas alteraciones en cuanto a la longitud del riel (añadir-cortar-cambiar) y la anchura de la escalera.

El elevador de escaleras curvo:

silla salvaescalera prisma


Este es el otro tipo de salvaescaleras que depende de la forma de la escalera, se fabrica a medida para adaptarse a dicha configuración de la escalera.


Esta configuración debe cumplir algunas condiciones para que sea posible la instalación de un salvaescaleras curvo:

  • En primer lugar, la escalera debe tener al menos un giro de cualquier grado, o uno o varios cambios de pendiente, o una multitud de rellanos.
  • Sin olvidar el caso en el que la persona quiera utilizar el telesilla a través de varias plantas.

Por lo tanto, lo que podemos deducir es que la instalación de un salvaescaleras giratorio se realiza cuando la configuración es compleja y no es capaz de soportar un salvaescaleras recto.

Al igual que el salvaescaleras recto, el salvaescaleras curvo se compone de las mismas piezas para garantizar la seguridad y la comodidad del usuario, salvo algunas diferencias en la construcción del riel, que es de acero o de una mezcla de acero y aluminio.

Sin embargo, el riel del salvaescaleras recto es puramente de aluminio, y
la silla es necesariamente giratoria para que el salvaescaleras pueda desplazarse suavemente hacia los rellanos.


Con la invención del salvaescaleras curvo, se ha hecho posible el uso del salvaescaleras en casos complejos de escaleras que no podrían soportar un salvaescaleras recto.

A pesar de estas ventajas, el salvaescaleras curvo tiene algunos inconvenientes:

  • Su elevado precio en comparación con el salvaescaleras recto, que es normal debido a la posesión de piezas de distinta naturaleza que cuestan más.
  • El tiempo de instalación es más complejo (dependiendo de la complejidad de la escalera).
  • El tiempo de fabricación es mayor porque el salvaescaleras curvo se fabrica a medida.
  • El salvaescaleras curvo requiere más mantenimiento y limpieza en lo que respecta al riel.

Por último, a pesar de las diferencias entre los distintos tipos de salvaescaleras en función de las necesidades del usuario y de la arquitectura de la vivienda, la utilidad es siempre la misma: ayudar a las personas a desplazarse y superar las barreras arquitectónicas de su hogar.

nv-author-image

SEPRISMA

En Seprisma ofrecemos soluciones de accesibilidad para superar barreras arquitectónicas como sillas o plataformas salvaescaleras y productos de gama industrial para facilitarte el trabajo cómo: Montacargas, Montaplatos o Montacoches. Más de 18 años en el sector de la elevación avalan nuestro trabajo. Ver nuestro perfil en Linkedin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *