La seguridad en los salvaescaleras – Buenas practicas

  • 7 min lectura
Seguridad en salvaescaleras

Dado que el salvaescaleras es un dispositivo de accesibilidad cuyo objetivo es ayudar a las personas que se encuentran incapacitadas para desplazarse por las escaleras de su casa, es obvio que este producto tiene que ser lo más seguro posible.

Así que en este artículo vamos a hablar de los aspectos y características de la seguridad de los salvaescaleras

seguridad de los salvaescaleras

La seguridad de los salvaescaleras a través de los componentes del aparato:
El salvaescaleras se compone de varias características de seguridad de gran alcance tales como:

El riel de la escalera


El raíl del salvaescaleras permite asegurar al usuario por su estructura, lo que evita que la ropa se enganche.

Sistema de frenado de emergencia electrónico y mecánico:


El sistema de doble freno evita que el salvaescaleras descienda rápidamente reduciendo la velocidad en caso de problemas mecánicos con el motor.

Cinturón del ascensor:

Esta es una característica importante, ya que evita que la persona se caiga del asiento del salvaescaleras durante el trayecto, sobre todo si el usuario tiene problemas de equilibrio o vértigo, se ajusta perfectamente a la altura del usuario, además algunos modelos de salvaescaleras eléctrico disponen de un cinturón con sistema antiarranque que bloquea el ascensor si la persona ha olvidado abrocharse el cinturón.

El cinturón de seguridad de un salvaescaleras puede ser abdominal, diagonal o de arnés.

El reposapiés:

El reposapiés o peldaño es retráctil para dejar el mayor espacio posible a los demás usuarios de la escalera cuando el ascensor se detenga y evitar que los miembros de la familia se caigan.

Detector/sensor de obstáculos:

En los distintos componentes del salvaescaleras, especialmente en el reposapiés y en el bloque motor, hay integradas superficies sensoras (normalmente de 5 a 6 superficies) que detienen instantáneamente el funcionamiento del aparato en cuanto detectan un obstáculo (niño, objeto, animal, etc.) en la escalera, anunciando un timbre de aviso.

En este caso, basta con retirar el objeto de la trayectoria y el aparato seguirá su curso.

Este sensor de obstáculos es muy eficaz y práctico para no dañar el salvaescaleras por un lado y, por supuesto, el objeto de la escalera por otro.

Los sensores de límite :

Al llegar a una de las dos zonas de aparcamiento (es decir, al final del trayecto), el sensor de límite permite que el salvaescaleras se detenga suave y correctamente en la posición adecuada para evitar el riesgo de lesiones o caídas del usuario cuando quiera bajarse.

La llave/interruptor de cierre:

La mayoría de las marcas de salvaescaleras incorporan una opción de bloqueo con llave en sus modelos para evitar que otra persona que no sea el usuario (especialmente los niños pequeños) maneje el salvaescaleras, por lo que el usuario debe retirar el interruptor de llave después de cada recorrido del salvaescaleras.

Otros modelos, en lugar de una llave, tienen un discreto interruptor ON/OFF que no puede ser visto por un niño pequeño.

Plegando el elevador del asiento:

Al igual que el reposapiés, el elevador del asiento se puede plegar para dejar más espacio a otras personas que utilicen la escalera y ser así perfectamente seguro.

El reposabrazos del asiento del salvaescaleras:

Además del cinturón, el asiento del salvaescaleras eléctrico dispone de reposabrazos para mejorar la estabilidad y la seguridad social del usuario y minimizar el riesgo de caídas, también tienen la capacidad de plegarse.

El ascensor no se pondrá en marcha hasta que se desplieguen los reposabrazos.

Giro del asiento del salvaescaleras:

El asiento puede girar y bloquearse (manual o eléctricamente) en la posición correcta durante el ascenso o el descenso para evitar el peligro de caída al sentarse y levantarse.

Por razones de seguridad, una vez que el aparato inicia su recorrido no puede girar el asiento de su aparato.

Una pantalla de visualización:

La pantalla digital del carro proporciona información sobre el estado de funcionamiento y cualquier problema técnico que pueda tener el ascensor.

Funcionamiento con baterias:

El salvaescaleras está equipado con baterías, que le permiten seguir utilizando el ascensor aunque se interrumpa el suministro eléctrico, evitando así el riesgo de quedarse atascado en medio de la escalera si está solo en casa.

Estas baterías se recargan automáticamente en cuanto el aparato se estaciona en los puntos de carga situados en el carril.

¿Qué pasa con la seguridad del salvaescaleras exterior?

Dado que el salvaescaleras de exterior está sometido a un mayor desgaste y a unas condiciones climáticas más duras, está equipado con elementos de seguridad adicionales, como una cubierta protectora para proteger el salvaescaleras, un revestimiento antideslizante y un material de construcción resistente al agua, al viento y a la luz solar, que pueden debilitar el funcionamiento del salvaescaleras y provocar así una caída.

¿Cuáles son las normas de seguridad de los salvaescaleras?


Todos los tipos de salvaescaleras están sujetos a normas y directivas de seguridad específicas que cada empresa debe aplicar a sus propios equipos:

  • Directiva 2006/42, de 17 de mayo de 2006, conocida como Directiva “Máquina” 2001/95/CE, de 3 de diciembre de 2001, relativa a la seguridad general de los productos.
  • Directiva 2006/95/CE de 12 de diciembre de 20016 , conocida como “Baja Tensión”, que se refiere a la seguridad eléctrica.
  • Directiva 2004/108/CE, de 15 de diciembre de 2004, sobre “Compatibilidad Electromagnética”. Estas directivas exigen varias condiciones para mejorar la seguridad social de los usuarios del salvaescaleras: como los cinturones de seguridad, los sensores de obstáculos y los demás equipos mencionados anteriormente.

¿Qué pasa si hay un problema con el funcionamiento de mi silla elevadora?

En realidad, son muchos los tipos de problemas que puede experimentar su salvaescaleras, que son difíciles de descubrir para un usuario, por lo que los salvaescaleras contienen una pantalla de visualización para simplificar la tarea de identificar el origen del problema.

A continuación le ofrecemos algunos consejos prácticos para garantizar la máxima seguridad durante el uso de su ascensor:

  1. En primer lugar, asegúrese de que la compra del salvaescaleras se adapta perfectamente a su estado de salud, para ello debe pedir ayuda a un médico, fisioterapeuta o terapeuta ocupacional…
  2. Tan pronto como los técnicos hayan completado la instalación, pruebe el funcionamiento del ascensor en general y las características de seguridad y confort en particular.
  3. Lea detenidamente el manual para conocer todos los detalles de su silla salvaescaleras: hay instrucciones sobre cómo utilizar, limpiar, cuidar su producto de accesibilidad, si no, aproveche la existencia de los técnicos durante la instalación.
  4. Respecto al funcionamiento: cada vez que quiera utilizar el aparato, acostúmbrese a comprobar primero que no hay obstáculos en la escalera, después despliegue el asiento y el reposapiés, siéntese correctamente, abróchese el cinturón, conduzca el salvaescaleras, al final del trayecto gire el asiento, desabróchese el cinturón, levántese lentamente, pliegue el asiento y el reposapiés y vuelva a girar el aparato a su posición inicial.
  5. Tenga en cuenta las directrices de soporte de peso, ya que muchos usuarios utilizan el salvaescaleras como medio para transportar su equipaje en las escaleras.
  6. Guarde una lista con los números de teléfono del servicio de asistencia de la empresa de salvaescaleras y de cualquier otra persona que pueda ayudarle en caso de que haya un problema con su salvaescaleras, y lleve el teléfono consigo siempre que utilice el salvaescaleras. Lleve un teléfono inalámbrico para alertar a un tercero en caso de necesidad.
  7. Si tienes un mando a distancia, guárdalo en un lugar inaccesible para los niños pequeños y comprueba de vez en cuando la carga de las pilas.
  8. Aproveche la visita de mantenimiento en garantía para inspeccionar el salvaescaleras y solucionar cualquier problema.
  9. Limpie su escalera cada dos días para evitar el desgaste.

Por último, como ha visto, además del presupuesto y la comodidad, la seguridad es uno de los criterios que debe tener en cuenta antes de comprar una silla salvaescaleras en cuanto a las opciones que incorpora el aparato por defecto o los accesorios que puede añadir o la calidad del servicio postventa y la competencia de los técnicos encargados de la instalación y reparación.

nv-author-image

SEPRISMA

En Seprisma ofrecemos soluciones de accesibilidad para superar barreras arquitectónicas como sillas o plataformas salvaescaleras y productos de gama industrial para facilitarte el trabajo cómo: Montacargas, Montaplatos o Montacoches. Más de 18 años en el sector de la elevación avalan nuestro trabajo. Ver nuestro perfil en Linkedin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *