Salvaescaleras o elevador doméstico: ¿qué es mejor?

  • 8 min lectura
salvaescaleras vs elevadores

Si subir escaleras está dificultando o incluso imposibilitando su vida diaria, es hora de pensar en una solución que le ayude a pasar de un piso a otro con facilidad. Mucha gente piensa directamente en un salvaescaleras o en una plataforma elevadora, pero hoy en día también es posible instalar un ascensor doméstico en casi todos los hogares. 

Entonces surge la pregunta: ¿debo elegir una silla elevadora o un ascensor doméstico? ¿Qué es mejor? En este artículo enumeramos las distintas ventajas e inconvenientes de las sillas salvaescaleras frente a los ascensores domesticos para que pueda decidir qué solución se adapta mejor a sus necesidades y deseos.

Pero antes de entrar en las diferencias entre una silla salvaescaleras y un ascensor doméstico, es importante repasar qué implica exactamente cada solución.

¿Qué es un salvaescaleras?

Un salvaescaleras es una silla motorizada que se desplaza a lo largo de un raíl que se fija a la escalera. Puede ser recta, curva, para interior o exterior. Incluso podemos diferenciarla en función de si incorpora silla o plataforma.

¿Qué es un ascensor doméstico?

Un ascensor doméstico o elevador es un ascensor compacto para uso doméstico y privado que puede encajar en casi cualquier hogar.

¿Cuál es la diferencia entre un salvaescaleras y un ascensor doméstico?

La principal diferencia es que un salvaescaleras le sube por las escaleras, mientras que un ascensor doméstico le sube verticalmente. Un ascensor doméstico puede colocarse en casi cualquier lugar de la casa donde haya espacio. En la mayoría de los casos, atraviesa el techo para llegar al piso superior. 

La otra diferencia importante es que un salvaescaleras consiste en una silla en la que usted se sienta mientras sube las escaleras o una plataforma en la que coloca la silla de ruedas. Un ascensor doméstico, por el contrario, se compone de una pequeña cabina en la que usted se encuentra.

Plataforma elevadora

Por lo general, un salvaescaleras no es adecuado para los usuarios de sillas de ruedas. Para los usuarios de sillas de ruedas, una plataforma elevadora es una buena alternativa a un salvaescaleras. Al igual que una silla elevadora, una plataforma elevadora le permite subir escaleras. Pero en lugar de una silla, la plataforma elevadora consiste en una plataforma a la que pueden subirse los usuarios de sillas de ruedas para ser transportados por las escaleras.

Los ascensores domésticos también son adecuados para los usuarios de sillas de ruedas, ya que son relativamente accesibles por naturaleza. En este caso, sin embargo, es importante elegir un modelo lo suficientemente grande como para acomodar la silla de ruedas. Esto es especialmente importante en el caso de los ascensores domésticos, ya que empiezan con 0,62 m². Esto significa que no todos los modelos son adecuados para los usuarios de sillas de ruedas.

Precio de un elevador doméstico

El precio de un salvaescaleras o de un ascensor doméstico es una consideración importante a la hora de elegir la solución adecuada. Aunque ambos representan una inversión importante, un salvaescaleras suele ser la opción más económica en comparación con un ascensor doméstico.

La diferencia de precio puede ser especialmente significativa si tiene una escalera recta y sólo necesita subir un piso. 

El precio de una silla elevadora recta oscila entre los 2.000€ y los 5.000 euros. Sin embargo, si tiene una escalera curvada, puede esperar costes a partir de 5.000 euros. Si quiere cubrir varias curvas y pisos, el coste puede alcanzar rápidamente los 10.000 euros. En este caso, la diferencia de precio con un ascensor de casa no es tan importante. Como producto más lujoso, el ascensor de la casa cuesta a partir de 20.000 euros.

Otra consideración relativa a la diferencia de precio entre un elevador doméstico y un salvaescaleras debe ser también el valor que añade a su casa. Un ascensor doméstico añade más valor a una casa en comparación con un salvaescaleras. Esto significa que la inversión puede ser rentable en el futuro, por ejemplo cuando se venda la casa. 

También hay que tener en cuenta las obras de construcción. Dependiendo de la casa y del tipo de construcción, pueden ser necesarios trabajos más o menos amplios.

Diferencias más notables entre salvaescaleras y elevadores domésticos

Para profundizar sobre las diferencias entre ambas solucionamos vamos a enumerar diferentes características para ver que ventajas/Desventajas tiene cada una de las soluciones: 

Capacidad y uso de un elevador doméstico

Además de transportar hacia arriba o hacia abajo, un elevador doméstico tiene la gran ventaja de que no sólo puede transportar hasta 3 personas a la vez, sino también mascotas y objetos más pesados. Así podrá llevar fácilmente una aspiradora, el equipaje, la compra o incluso a su perro de un piso a otro. Esto no es posible con una silla elevadora. 

Colocación y espacio de un ascensor doméstico

Como un salvaescaleras se instala directamente en sus escaleras, el riel ocupará algo de espacio en sus escaleras, pero en la mayoría de los casos las escaleras pueden seguir siendo utilizadas normalmente por otros residentes o visitantes. 

El asiento de un salvaescaleras ocupa algo de espacio al final y al principio del raíl, pero muchos asientos pueden plegarse para ocupar menos espacio. 

También hay diferentes opciones para la llegada de la barandilla: una llegada en la nariz del último escalón, o una barandilla plegable si hay una puerta al final de la escalera. 

El elevador doméstico deja las escaleras completamente libres. Al contrario de lo que podría pensarse, los ascensores domésticos no ocupan necesariamente mucho espacio. El ascensor más pequeño sólo requiere 0,62 m². Con estas dimensiones, cabe en casi todas las casas 

El único requisito es que haya espacio en la planta baja y en el piso superior. Estos ascensores compactos tampoco requieren un hueco de ascensor, sino que utilizan una tecnología única de doble raíl.

Sonido

Como tanto los salvaescaleras como los ascensores domésticos funcionan con electricidad, son muy silenciosos y no causan contaminación acústica.

Consumo de energía

¿Y el consumo de energía y la contribución a la factura energética de ambas soluciones? El consumo de energía de ambas soluciones es muy bajo. En el caso de una silla elevadora, el consumo de energía es comparable al de una bombilla de 60 W. Para un ascensor doméstico, el consumo de energía es comparable al de un hervidor de agua. Ambos ascensores sólo consumen electricidad cuando están en uso. En resumen, el consumo de energía y los costes asociados no son demasiado elevados.  

Confort

Si sólo se tiene en cuenta la comodidad a la hora de subir, en general es preferible un salvaescaleras, ya que está sentado en una silla cómoda. En la mayoría de los casos, los salvaescaleras también ofrecen características adicionales de confort, como un reposapiés, controles y reposabrazos ergonómicos. 

Con una grúa doméstica, es más habitual estar de pie mientras se sube. Sin embargo, en la mayoría de los ascensores domésticos también es posible instalar un asiento plegable para poder sentarse cómodamente. Además, un ascensor doméstico le permite subir y bajar cosas sin esfuerzo. Por lo tanto, en lo que respecta a la comodidad, todo depende de lo que busque en su solución de movilidad.

Instalación

Una silla elevadora es bastante rápida y fácil de instalar. Una vez que se han tomado las medidas de la escalera y se dispone de las piezas necesarias para el salvaescaleras, la instalación puede realizarse en un día. Sin embargo, el tiempo que se tarda en encargar una silla elevadora varía. 

Si necesita un salvaescaleras recto, a menudo se puede entregar en una semana. Si necesita un salvaescaleras curvo, tardará un poco más, ya que el riel tiene que hacerse a medida para adaptarse a su escalera. En este caso, puede esperar un tiempo de pedido de unas 4-8 semanas. 

Un ascensor de casa suele requerir la apertura de la tolva. Este paso puede omitirse si el ascensor doméstico se instala en un lugar en el que no hay barrera entre pisos, por ejemplo, en el hueco de la escalera o en una casa con medio piso. El plazo medio de entrega de un ascensor doméstico es de 8 semanas. La instalación en sí puede hacerse en un día.

Entonces, ¿cuál es la mejor solución? ¿Un ascensor doméstico o un salvaescaleras?

Ambas soluciones le ayudarán a usted o a un ser querido a pasar de un piso a otro, pero como ha leído más arriba, hay importantes diferencias entre ambas. 

La mejor solución depende de su situación personal: sus deseos y necesidades, su presupuesto y su vivienda. Si desea saber más sobre las soluciones, estaremos encantados de que un técnico de Seprisma valore tu caso.

nv-author-image

SEPRISMA

En Seprisma ofrecemos soluciones de accesibilidad para superar barreras arquitectónicas como sillas o plataformas salvaescaleras y productos de gama industrial para facilitarte el trabajo cómo: Montacargas, Montaplatos o Montacoches. Más de 18 años en el sector de la elevación avalan nuestro trabajo. Ver nuestro perfil en Linkedin.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *