¿CÓMO ELEGIR UNA SILLA DE RUEDAS PARA ANCIANOS?

sillas de ruedas para ancianos

La silla de ruedas sirve para facilitar el movimiento de la persona de un lado a otro de la casa, en la calle, o en general en cualquier entorno, y para salvaguardar su bienestar físico. No siempre es por una discapacidad, aveces simplemente es por problemas de movilidad. Algo frecuente en una persona mayor.

La compra de la silla de ruedas más adecuada a tus necesidades depende del tipo de patología que padezcas o de la necesidad, y a veces la elección puede ser más difícil de lo esperado porque el mercado de este sector es muy variado.

Hoy en día es posible comprar sillas de ruedas de muchos tipos y precios diferentes. Los distintos modelos no son todos iguales porque responden a necesidades muy diferentes. Hay sillas de ruedas plegables, sillas de ruedas de estructura fija, sillas de ruedas ligeras y sillas de ruedas muy robustas: la gama de modelos es muy amplia, y lo mejor es empezar por los modelos básicos, es decir, los que funcionan manualmente.

Sillas de ruedas ligeras para ancianos: la elección está ligada a las necesidades


Una silla de ruedas manual es una ayuda importante para las personas que no tienen un déficit motriz muy grave y que todavía pueden utilizar sus miembros superiores sin problemas. Sin embargo, encontrar y utilizar una silla de ruedas depende de una serie de factores.

El primero es el motivo de la necesidad de comprar una silla de ruedas. Después de accidentes u operaciones que reducen la movilidad, una silla de ruedas es una necesidad básica para garantizar una vida normal incluso mientras se recuperan las actividades cotidianas.

Una silla de ruedas de este tipo puede ser útil para las personas mayores cuando se han sometido a operaciones que no les permiten mantenerse en pie ni siquiera con la ayuda de muletas. En el caso de los trastornos neurológicos, en personas de cualquier edad, puede ser conveniente adquirir un modelo robusto para trasladar a la persona de un lugar a otro.

La misma elección debe hacerse en el caso de una persona mayor con problemas de equilibrio y capacidades cognitivas. También hay modelos más ligeros en el mercado que pueden ayudar al padre a mover a su hijo cuando, por ejemplo, una fractura o un problema de salud le impiden caminar.

Muchas personas pueden sufrir una lesión temporal o permanente que les impide poder moverse con normalidad: sea cual sea el caso, las sillas de ruedas manuales te permiten tener movilidad cuando no puedes moverte correctamente con las piernas, dándote la posibilidad de poder moverte de forma independiente.


sillas de ruedas para PERSONAS MAYORES: ¿Cómo elegir LA MÁS ADECUADA?

sillas de ruedas para personas mayores


Una silla de ruedas es una ayuda técnica para la movilidad personal destinada a facilitar la locomoción o el transporte de una persona mayor o joven con alguna discapacidad en posición sentada.

Las sillas de ruedas ayudan a recuperar la movilidad compensando la incapacidad o dificultad del usuario para caminar, o reduciendo o evitando la fatiga. Aunque en el imaginario colectivo simboliza la discapacidad, la silla de ruedas ha sido y sigue siendo el principal instrumento de emancipación de las personas con discapacidad motriz.

Cuando vayas a elegir una silla de ruedas, hay algunas cosas que debes tener en cuenta para asegurarte de que has elegido la adecuada para tus necesidades.

1 Automática o manual


Muchas personas mayores buscan comprar una silla de ruedas con motor eléctrico por comodidad, si quieren desplazarse por la calle e ir de compras, por ejemplo. Sin embargo, nos gustaría recomendarte que compres una silla de ruedas manual, porque este tipo, con su tamaño más compacto y su menor peso, es excelente para el uso diario en casa o para el transporte cuando se viaja. En comparación con las sillas de ruedas eléctricas, las sillas de ruedas manuales de empuje también son bastante económicas, por lo que optas por comprarlas aunque no vayas a necesitar su ayuda durante mucho tiempo.

2 Peso y dimensiones


Otro aspecto que necesariamente hay que tener en cuenta es el peso de la persona a la que va destinado, porque no todos los modelos tienen la misma capacidad de carga.

Las dimensiones de las sillas de ruedas varían y determinan su facilidad de desplazamiento. Generalmente, la anchura es la del asiento, pero también puede referirse al tamaño de las ruedas traseras. Pero sea como sea, lo primero que hay que asegurarse es la comodidad del anciano que va a utilizarlo, y en este sentido el asiento debe ser lo más cómodo posible para que sus dimensiones se adapten perfectamente a la pelvis del usuario.

3 Usuario


Si el usuario de la silla de ruedas pretende ser al mismo tiempo el conductor, es mejor elegir un modelo con ruedas traseras grandes, para que las maniobras sean menos complejas y menos cansadas y la propia silla de ruedas sea también más estable. También es más fácil tomar curvas cuando las ruedas delanteras son muy pequeñas.

4 Ubicación


Un factor que no debe subestimarse es el lugar donde se utilizará más la silla de ruedas. Si piensas utilizarla en el exterior, necesitarás una silla de ruedas que sea robusta y más resistente a los esfuerzos del movimiento, no sólo del armazón sino también de las ruedas, por lo que te recomendamos un modelo de acero.

Si, por el contrario, piensas desplazarte sin ningún esfuerzo especial, una silla de ruedas con una estructura compacta y no excesivamente reforzada es la elección correcta: en este caso, un modelo con armazón de aluminio es el más adecuado, ya que será mucho más cómodo a la hora de desplazarte o cuando tengas que guardarlo en el coche.

5 Transporte


También tendrás que pensar en cómo transportar la silla de ruedas de un lugar a otro. Muchas sillas de ruedas son ligeras para facilitar su transporte, y se pueden plegar para que ocupen poco espacio al transportarlas en coche.

6 comodidad


Otro factor importante es la comodidad que proporciona la silla cuando te sientas en ella. ¿Necesitas un reposapiés permanente o desmontable? ¿Necesitas una silla de ruedas con acolchado adicional en los reposabrazos, o es algo que puedes omitir? Asegúrate de que el asiento en el que te sientas es cómodo y no te causa molestias cuando te sientas en él.

tipoS de silla DE RUEDAS PARA ANCIANOS QUE EXISTEN – ¿Cuál es la mejor?

Silla de ruedas activa o pasiva:

sillas de ruedas manuales

Las sillas de ruedas activas, o autopropulsadas son las que garantizan una mayor autonomía al usuario. Una vez que la persona con movilidad reducida domina la silla de ruedas, puede desplazarse rápidamente por sí misma y recorrer incluso espacios estrechos. Estas sillas de ruedas suelen estar equipadas con ruedas de liberación rápida y un respaldo plegable, y pueden guardarse fácilmente en el maletero del coche.


En cambio, las sillas llamadas “pasivas” son empujadas por una tercera persona y están destinadas a transportar a personas discapacitadas que no tienen la fuerza o la capacidad física para utilizar una silla de ruedas autopropulsada. Estos vehículos también pueden plegarse o desmontarse fácilmente.


Silla de ruedas eléctrica o manual – MEJOR OPCIÓN

Las sillas de ruedas eléctricas ofrecen mayor comodidad e imponen menos esfuerzo al usuario. También permiten al usuario realizar giros bruscos y sortear fácilmente obstáculos como los umbrales de las puertas. Gracias a los avances tecnológicos realizados en este campo, estas sillas tienen hoy en día una estructura muy sólida sin dejar de ser ligeras y fácilmente desmontables.

Las sillas de ruedas eléctricas también pueden llevar una segunda batería para garantizar una mayor autonomía (hasta más de 20 km) y su unidad de control puede colocarse a la derecha o a la izquierda, según las necesidades del usuario. El interruptor de encendido/apagado es fácilmente accesible y un selector permite ajustar o seleccionar la velocidad.

Las sillas de ruedas manuales pueden ser utilizadas por personas mayores que todavía tienen cierta movilidad en sus miembros superiores. En algunos casos, para estar seguros de comprar una silla de ruedas que se adapte a las necesidades de la persona que la va a utilizar, será necesario tomar las medidas de la persona y hacer un estudio exhaustivo de sus necesidades.


Silla de ruedas para interior o exterior y maniobrabilidad:

La mayoría de las sillas de ruedas pueden utilizarse tanto en el exterior como en el interior. Sin embargo, algunos están diseñados para usos específicos. Este es el caso, por ejemplo, de las sillas de ruedas para el baño, que se utilizan para las duchas o los aseos.


El nivel de maniobrabilidad necesario también dependerá de si la silla de ruedas se va a utilizar en exteriores o en interiores: cuanto más pequeñas sean las ruedas delanteras, más adecuada será la silla de ruedas para espacios cerrados, donde será más maniobrable; por el contrario, cuanto más grandes sean las ruedas delanteras, mejor sorteará la silla de ruedas obstáculos como puertas y aceras, y más fácil será su desplazamiento sobre la grava.


Accesorios: Hay numerosos accesorios que se pueden añadir a las sillas de ruedas. Además de los reposabrazos, los reposacabezas o los reposapiés, hay otras opciones: bolsas multifuncionales que se pueden acoplar al respaldo de la silla de ruedas, mesas plegables para escribir o comer, cinturones de seguridad, reposapiernas, fundas para los cojines del asiento, etc.

5 CONSEJOS ANTES DE ELEGIR UNA SILLA DE RUEDAS PARA ANCIANOS

1 – Ancho del asiento

En general, debes sentarte y, si lo necesitas, puedes llevar un abrigo. La gente elige anchos de asiento delgados de 38 a 40 cm. La anchura del asiento de 43 cm es una de las medidas más comunes, ya que se ajustará en la mayoría de los casos. Para los que tienen un asiento grande y ancho hay también 48 cm 51 cm. Por encima de estas anchuras hay otros asientos especiales, que van como máximo de 56 a 112 cm, especialmente diseñados para personas obesas.

2- Brazos de apoyo

Para meter y sacar los brazos de la silla de ruedas del lateral se necesitan soportes desmontables. Los soportes de brazos desmontables cobran mayor importancia cuando, además de entrar y salir por el lateral, necesitas circular por un lavabo, entre mesas y similares, etc. con tu silla de ruedas. El ajuste de la altura del reposabrazos es siempre importante si quieres evitar una tensión excesiva en el cuello y que los hombros o los usuarios sean extremadamente pequeños.

3- RUEDAS

Se colocan ruedas grandes, normalmente en la parte trasera en una silla plegable. Así, las sillas de ruedas son muy ágiles y pueden pasar por encima de muebles, fregaderos, etc. Los obstáculos, como los bordillos, etc., se superan inclinando la silla de ruedas.

Para su uso principalmente en interiores, recomendamos: ruedas de goma pequeñas y neumáticos grandes.

El uso de neumáticos antipinchazos, incluso en las ruedas grandes, facilita el mantenimiento de una conducción cómoda como hinchable.

4-Pasamanos

Todas las sillas de ruedas plegables vienen de serie con aros en metal cromado, aluminio pintado o manos en ambas ruedas motrices.

Para las personas que apenas pueden empujar la silla con un brazo, existe una solución de pasamanos doble en la misma rueda.

5- FRENOS

Todas las sillas de ruedas plegables están equipadas de serie con un freno de seguridad. Si lo deseas, la posibilidad de frenos de tambor (dentro del freno de zapata).

Conclusiones


Para cualquier persona que haya sufrido una lesión temporal o sea mayor y tenga problemas de movilidad, una silla de ruedas es la mejor solución para moverse por la casa, la calle o cualquier otro entorno. Hoy en día el mercado es capaz de ofrecer una variedad infinita de modelos, así que antes de comprar un modelo en lugar de otro, recuerda evaluar cuidadosamente cada posible elemento según tus necesidades personales.

nv-author-image

Adrián Bataller Mulero

Director ejecutivo en seprisma.com. Amplia trayectoria en gestión de soluciones para mejorar la accesibilidad como sillas, plataformas salvaescaleras o elevadores y proyectos de gama industrial como ascensores para coches, montaplatos o montacargas. Más información en Linkedin

Etiquetas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *